Bodegas Gómez Cruzado

El origen de GÓMEZ CRUZADO se remonta a 1886, fecha en la que D. Ángel Gómez de Arteche, noble mejicano relacionado con el ducado de Moctezuma de Tultengo, decide elaborar y embotellar vinos en Haro, en pleno corazón de la Rioja Alta. Nace así en el Barrio de la Estación de Haro una de las bodegas centenarias que escribe la historia del Rioja moderno a finales del siglo XIX.

Tras su fundación, en 1916 GÓMEZ CRUZADO es comprada por D. Agustín y D. Jesús Gómez Cruzado, de origen riojano, de quienes toma el nombre actual. Tras la sucesión de varios inversores a lo largo de las décadas, con el cambio de siglo, la bodega llega a manos de los actuales propietarios, la familia Baños, originaria del riojano pueblo de Badarán y residente en México, recuperando así su carácter familiar.

GÓMEZ CRUZADO se encuentra actualmente bajo la dirección del tándem formado por David González y Juan Antonio Leza, dos jóvenes enólogos y técnicos vitícolas con más de una década de trabajo especializado como consultores de importantes proyectos en distintas zonas vitivinícolas. David y Juan Antonio empezaron a tener contacto con Gómez Cruzado en 2008 y hoy es su pasión elaborando vinos blancos y vinos tintos con varidades autóctonas y con las técnicas más avanzadas en la enología de hoy.