Crianza

Los vinos considerados "Crianzas" son los que pasan, después de haber fermentado en depósito, un periódo mínimo de 6 meses y no superior a 12 o 14 meses, dependiendo de la denominación.